Vuélvase natural cultivando guisantes orgánicos de jardín

Esta publicación puede contener referencias y enlaces a productos de nuestros anunciantes. Podemos recibir comisiones de ciertos enlaces en los que hace clic en nuestro sitio web. Como asociado de Amazon, Rhythm of the Home obtiene ingresos de compras que califican.

Considere hacer una donación si le gusta nuestro artículo. ¡Nuestro sitio web depende de las donaciones de visitantes como usted!

Si está buscando cultivar su propio jardín nutritivo, hay muchas opciones interesantes de verduras para incluir. Los guisantes son fáciles de cultivar y tienen muchas ventajas nutricionales. También está el delicioso sabor de los guisantes frescos que simplemente no es comparable a las opciones enlatadas o congeladas. Cultivar un huerto de guisantes orgánicos es más fácil en comparación con otras verduras, pero aún así se necesita un poco de esfuerzo para producir una cosecha saludable. Este artículo le mostrará algunos consejos útiles para que pueda cultivar sus propios guisantes sabrosos.

No importa si no tiene un gran patio para trabajar, ya que los guisantes pueden adaptarse bastante bien. Antes de tomar la ruta natural de cultivar sus propios guisantes, es importante decidir qué tipo de variedad desea plantar. Hay diferentes tipos de guisantes y algunos de ellos, como los guisantes con cáscara y los guisantes para sopa, vienen con vainas no comestibles. Si desea comer guisantes enteros, los tipos de guisantes y chícharos ofrecen vainas comestibles. Los chícharos suelen ser la opción más popular gracias a su alto rendimiento alimenticio y su característico sabor dulce.

1. Cuándo y dónde plantar

Los guisantes crecen mejor cuando se siembran en primavera. Se recomienda plantar su cultivo lo antes posible, pero no demasiado pronto porque la germinación tardará más. Los guisantes prefieren un clima ligeramente más fresco, por lo que puede optar por siembras adicionales cuando los veranos no son calurosos. Una buena regla general para plantar la planta de guisantes es verificar la temperatura del suelo y comenzar a sembrar cuando se mantenga en torno a los 40 grados Fahrenheit.

En términos de ubicación, es importante seleccionar un lugar soleado en el jardín donde sus plantas de guisantes puedan prosperar. Dicho esto, las plantas de guisantes son bastante débiles para el clima cálido, por lo que si puede plantarlas junto a plantas más altas, sería beneficioso. Asegúrese de evitar el sobrecalentamiento de las raíces al incluir mantillo.

Independientemente del tipo de guisante, esta planta se beneficiará mucho de la instalación de un enrejado. Incluso los guisantes pueden prosperar mejor con la ayuda de algún soporte estructural. Se pueden plantar guisantes a cada lado del enrejado para usar el área disponible de manera más eficiente. El enrejado debe proporcionar un espacio adecuado para que no sea necesario un adelgazamiento adicional. También puede usar postes, cordeles o redes para darles a sus plantas de guisantes algo para trepar. Recomendamos ceñirse a un enrejado expansible sin complicaciones que haya sido diseñado específicamente para el cultivo de guisantes. Verificar este modelo duradero de Amazon.

2. Preparando el suelo

Al igual que con todos los procesos de plantación, uno de los primeros pasos para crear su jardín de guisantes orgánicos implica una cuidadosa preparación del suelo. Si usa un suelo rico que está lleno de nutrientes, nunca necesitará usar fertilizantes químicos. Para aumentar la riqueza del suelo, necesitará mucha materia orgánica para alimentarlo. Algunos ejemplos incluyen estiércol de vaca y hojas secas. Esta materia orgánica es fundamental para el desarrollo saludable de sus guisantes orgánicos.

Si bien recomendamos usar compost recién creado, hay un método más rápido si no tiene tiempo. La tierra orgánica se puede comprar en una tienda especializada. Asegúrese de seleccionar uno adecuado que no esté seco ni demasiado húmedo. Compre tierra rica para macetas como Éste de Amazon si planea cultivar sus guisantes en contenedores o camas elevadas.

Otro aspecto importante a la hora de preparar el suelo adecuado es utilizar un mantillo. Esto no es absolutamente necesario, pero ayudará mucho cuando se trata de cultivar guisantes orgánicos o cualquier otra cosa. Los mantillos como los a base de cacao pueden ser útiles para incluirlos como protección contra plagas comunes y para bloquear las malezas. Elija agujas de pino u otros mantillos si tiene un perro porque el mantillo de cacao puede ser dañino para su mascota.

3. Usando las semillas adecuadas

Parte de seguir la ruta orgánica significa seleccionar las semillas adecuadas para su cultivo de guisantes. Asegúrate de revisar las etiquetas y opta por productos 100% Orgánicos Certificados. Eche un vistazo a estos semillas de guisantes de nieve de Amazon que vienen con esta certificación. Cuando vea el logotipo de USDA Organic, puede estar seguro de que está obteniendo un producto orgánico que no ha sido alterado por productos químicos de ninguna manera. Esta variedad de guisantes en particular de Seeds of Change es tolerante a las enfermedades y al clima severo mientras mantiene una excelente productividad.

4. Cultivo y riego

A los guisantes les gusta un buen nivel de humedad, pero regar esta planta es solo una preocupación importante cuando comienzan a formarse las flores. Una vez que los guisantes comienzan a madurar, no se necesita mucho mantenimiento. Asegúrate de dejarlos prosperar y solo regar su suelo según sea necesario. Demasiada agua suele ser más peligrosa que muy poca, ya que la planta de guisantes puede ser vulnerable a la pudrición de la raíz. Riegue sus guisantes lo suficiente para mantener la planta con un aspecto saludable sin problemas de marchitez.

Fertilizante no debería ser necesario si tiene buenas condiciones de suelo. Los guisantes son parte de la familia de las leguminosas, lo que significa que dependen de una capacidad confiable para obtener nitrógeno a través de las bacterias de sus raíces. Mientras que otras verduras necesitarán un buen alimento vegetal para producir una cosecha saludable, los guisantes a menudo pueden crecer mejor sin fertilizantes. Al plantar guisantes, puede aprovechar su capacidad de fijación de nitrógeno agregando otros cultivos en el medio. Las verduras como el brócoli o el repollo pueden aprovechar el suelo rico en nitrógeno que utilizan las plantas de guisantes.

5. Plagas y enfermedades

Si usa estructuras de enrejado y mantillo, los guisantes estarán bastante bien protegidos de las plagas comunes, pero tenga en cuenta que aún pueden aparecer independientemente de sus esfuerzos. Los pulgones pueden representar un problema, así que asegúrese de verificar si hay señales como curvaturas y coloración amarillenta de las plantas. También pueden aparecer caracoles y babosas y es necesario eliminarlos. El gorgojo del guisante es otra plaga que puede afectar a sus plantas. La rotación de cultivos ayuda a combatirlo.

El mildiú polvoroso es una enfermedad común que puede aparecer cuando las plantas de guisantes están excesivamente húmedas. Una estructura de enrejado debería ayudar con la prevención, ya que aumenta el flujo de aire y permite que las enredaderas se sequen por completo. También es una buena idea optar por variedades de guisantes que tengan una resistencia natural a esta enfermedad. Los tipos de guisantes con menos hojas suelen ser mejores.

6. Cosecha y almacenamiento

Aproximadamente 3 semanas después de la floración, los guisantes estarán listos para comer, por lo que podrá comenzar a cosecharlos. Es muy recomendable tener cuidado durante el proceso de recolección y utilizar siempre las dos manos para minimizar el riesgo de arrancar gran parte de la vid. Los guisantes verdes maduros se pueden cosechar a diario y es importante almacenar adecuadamente los guisantes recolectados si desea mantener intacta la textura. La refrigeración o la congelación son excelentes opciones.

Una vez finalizado el proceso de recolección, trate de no arrancar la planta de raíz. Puede aprovechar todo ese nitrógeno extra de las raíces cortando el tallo a nivel del suelo. Otros cultivos que desee plantar en ese suelo podrán prosperar gracias a la riqueza del suelo.

7. Ahorro de semillas de guisantes

Gracias a la capacidad autofértil de los guisantes, guardar semillas implica dejar que algunas vainas maduren y se sequen por completo. Una vez que tomen un color marrón, sabrás que están listos. Elija las semillas más grandes y colóquelas en el congelador durante un par de días. Esto tiene la función de matar cualquier insecto de las vainas de los guisantes. Busque un lugar seco para almacenar sus semillas después del tratamiento del congelador.

8. Plantas compañeras

Su huerto orgánico no tiene por qué estar compuesto únicamente por plantas de guisantes. Es una buena idea incluir algunas plantas complementarias para promover la cooperación mutua y disfrutar de una diversidad más rica de vegetales. Algunos de los mejores acompañantes para los guisantes son los frijoles, las zanahorias, el maíz y las espinacas. Otras verduras también pueden jugar bien con los guisantes, pero asegúrese de evitar cultivar cebollas y ajo cerca de sus plantas de guisantes porque no se mezclan bien.