Cómo usar el ácido muriático (y 4 usos geniales para él)

Esta publicación puede contener referencias y enlaces a productos de nuestros anunciantes. Podemos recibir comisiones de ciertos enlaces en los que hace clic en nuestro sitio web. Como asociado de Amazon, Rhythm of the Home obtiene ingresos de compras que califican.

Muchos proyectos de mampostería pueden utilizar ácido muriático. Este es un tipo de ácido muy fuerte que resulta útil para algunas tareas especiales de limpieza. Si está interesado en utilizar ácido muriático en sus proyectos de bricolaje, es esencial que comprenda los riesgos para la salud involucrados. Este es un ácido particularmente fuerte que está en otro nivel en comparación con los agentes químicos potentes típicos disponibles. Puede pensar en él como una forma más débil de ácido clorhídrico, por lo que tiene un fuerte impacto corrosivo.

1. Cómo utilizar el ácido muriático de forma segura

Antes de conocer las mejores aplicaciones de limpieza para el ácido muriático, es importante tomar todas las medidas preventivas necesarias para disfrutar de una experiencia segura. Debe tener mucho cuidado al manipular este ácido porque puede causar lesiones graves en la piel. Los vapores también son peligrosos porque pueden quemarle los pulmones o dañar los ojos de forma irreversible.

En realidad, se recomienda evitar el ácido muriático por completo, a menos que esté seguro de que el proyecto de restauración de su hogar no tiene otra alternativa de limpieza. Existen algunas aplicaciones prácticas para el ácido muriático porque parece sobresalir donde fallan otros productos de limpieza. El inconveniente implica algunos problemas de salud graves, por lo que debe seguir estos consejos de seguridad para evitar consecuencias desagradables:

1.1 Obtenga el equipo de seguridad adecuado

Nunca use ácido muriático a la ligera. Es obligatorio estar debidamente equipado con equipo de seguridad para que pueda proteger completamente su rostro, manos y otras áreas del cuerpo. No deje ninguna piel expuesta. Se recomienda optar por ropa gruesa que te cubra por completo. Para evitar la inhalación de humos tóxicos, necesitará un respirador confiable calificado para vapores orgánicos y gases ácidos. Revisar la 3M 5203 en Amazon. Y no te olvides del filtros correctos para ello.

Proteger tu rostro siempre debe tener en cuenta los ojos. Por esa razón, asegúrese de llevar gafas de seguridad cuando trabaje con ácido muriático. Considerar estas gafas de seguridad de DeWalt eso es más duradero en comparación con las opciones más baratas. Un par de guantes de goma gruesos representa el último elemento importante a equipar para una máxima seguridad. Pruebe algunos guantes resistentes que no sacrifiquen la flexibilidad para que pueda trabajar cómodamente. Estos guantes resistentes a productos químicos en Amazon debería hacer el truco.

1.2. Mantenga el agua limpia cerca

El ácido muriático debe diluirse en agua para casi todos los proyectos de limpieza que lo utilizan. Debe mantener cerca un suministro de agua limpia para este propósito, pero también por razones de seguridad. En caso de contacto accidental con la piel, puede eliminar rápidamente el ácido con la ayuda de esta agua.

Incluso si tiene mucho cuidado al manipular el ácido muriático, vale la pena estar preparado para una situación impredecible. Aparte de la tranquilidad, el agua se utiliza para mantener la superficie húmeda durante el proceso de limpieza con ácido muriático. Teniendo un manguera de jardín También se recomienda tener a mano para mejorar aún más la sensación de seguridad.

1.3. Diluir el ácido con cuidado

Cuando sea el momento de hacer una dilución, recuerde verter el ácido en agua y no al revés. Esto es importante porque agregar agua al ácido resultará en una reacción química peligrosa que puede salpicarlo. Asegúrese de tener un recipiente con la cantidad correcta de agua listo para la dilución. No agregue ácido muriático a un recipiente vacío.

Ningún tipo de recipiente será adecuado para la dilución con ácido muriático. Se recomienda optar por vidrio o material plástico especial con resistencia a ácidos fuertes. Si tiene que trabajar en áreas de gran superficie, la tarea de limpieza se puede realizar de manera más eficiente con la ayuda de un rociador de plástico. Elija un modelo de servicio pesado con resistencia confiable a los ácidos, como el pulverizador Chemical Guys disponible en Amazon.

Tómate tu tiempo con la dilución. Nunca es una buena idea apresurar el proceso y verter el ácido demasiado rápido. Al concentrarse en la tarea y tomarla con calma, será menos probable que cometa un error y derrame el ácido. Probablemente sea obvio para algunas personas, pero asegúrese de usar solo agua para la dilución. La incorporación de otros ácidos o sustancias puede tener efectos peligrosos.

2. Los mejores usos del ácido muriático

2.1. Limpieza y grabado de hormigón

Si desea deshacerse de las eflorescencias que se encuentran en las superficies de concreto, el ácido muriático es una de las mejores opciones. Es capaz de disolver esa floración cristalina en la mampostería que puede indicar un problema de humedad excesiva. El ácido también es lo suficientemente fuerte como para eliminar otras manchas de las superficies de ladrillo o concreto. Después de limpiar la eflorescencia, puede aplicar un buen sellador de concreto para contener el problema de humedad.

Puede usar ácido muriático como un agente de grabado confiable para aquellos proyectos que requieren la preparación de mampostería para pintar. Incluso puede realizar las tareas de limpieza y grabado de una sola vez. Aplicar la solución ácida diluida sobre la superficie a pintar y dejar actuar unos 10 minutos. Cuando la eflorescencia comience a disolverse, tome un cepillo de nailon fuerte para limpiar la superficie. Si hay un problema con el exceso de ácido, considere rociar una solución de amoníaco para neutralizarlo. Deje que la superficie se seque por completo.

2.2. Eliminación de moho o manchas difíciles

Si bien existen opciones más seguras cuando se trata de eliminar el moho en su sótano, a veces solo necesita tomar la opción de ‘último recurso’. El moho puede ser particularmente rebelde cuando se forman grandes parches en el hormigón u otras superficies duras. Aquí es donde el ácido muriático puede brillar, pero restaurar la apariencia de esa superficie mohosa debe hacerse con cuidado. Mantenga el sótano adecuadamente ventilado y no olvide enjuagar bien el ácido después de que haya terminado con la eliminación del moho.

El ácido muriático no es exactamente lo que les viene a la mente a la mayoría de los propietarios cuando enfrentan manchas difíciles como depósitos de hierro y agua dura en la taza del inodoro. Las soluciones de limpieza convencionales pueden hacer un buen trabajo, pero cuando fallan, puede contar con este ácido. Sin embargo, tenga en cuenta que nunca debe tirar el ácido muriático por el desagüe. Solo es posible dejar que el ácido diluido se asiente en la taza del inodoro para limpiarlo, pero luego debe extraerse con sifón y desecharse de manera segura para evitar daños en el sistema de plomería.

2.3. Mantenimiento de piscinas

Un área donde el ácido muriático puede usarse con mucho éxito es el mantenimiento de piscinas. Hay muchos materiales de piscina manchados que son fáciles de limpiar con la ayuda de este poderoso ácido. Después de un tratamiento adecuado, podrá disfrutar del piscina como si fuera nuevo de nuevo. Solo asegúrese de evitar los revestimientos de vinilo para piscinas porque pueden corroerse. Los materiales de gunita y baldosas deben estar bien.

El ácido muriático se utiliza para mantener un pH más bajo del agua de la piscina. Se recomienda mantener un pH óptimo de alrededor de 7,6 porque valores más altos pueden crear un desequilibrio que contribuya al crecimiento de bacterias. Aunque puede calcular la cantidad exacta de ácido muriático necesario para su piscina y agregarlo usted mismo, probablemente sea mejor tener en sus manos un producto ácido de reemplazo especialmente diseñado como el Certol International que se encuentra en Amazon.

2.4. Eliminación de óxido

Similar a su gran poder para matar mohos, el ácido muriático se desempeña muy bien en términos de eliminación de óxido. Se recomienda principalmente para eliminar las manchas de óxido de superficies como el hormigón y la cerámica. Usarlo para el óxido en metal puede no ser ideal porque el químico realmente promoverá la oxidación después de la limpieza. Esto significa que puede terminar empeorando sus problemas de óxido a largo plazo.

Los propietarios de casas de bricolaje que aún quieran beneficiarse de la fuerza de eliminación de óxido de este ácido deben adherirse al acero inoxidable en lo que respecta a las superficies metálicas. También se recomienda usarlo solo para una superficie de metal que será pintada después del tratamiento antioxidante. Para obtener mejores resultados, considere una dilución de ácido muriático 1:10 en agua. Después se puede usar una pasta simple hecha de partes iguales de bicarbonato de sodio y agua para minimizar el efecto de oxidación del ácido en el metal.