Cómo hacer un jardín zen

Esta publicación puede contener referencias y enlaces a productos de nuestros anunciantes. Podemos recibir comisiones de ciertos enlaces en los que hace clic en nuestro sitio web. Como asociado de Amazon, Rhythm of the Home obtiene ingresos de compras que califican.

Considere hacer una donación si le gusta nuestro artículo. ¡Nuestro sitio web depende de las donaciones de visitantes como usted!

¿Buscas paz y tranquilidad en tu patio trasero? Uno de los mejores métodos para probar es hacer su propio jardín zen. No es importante si eres un principiante total o un paisajista experimentado, la jardinería es una buena solución para mejorar tu estado de ánimo al crear un espacio más relajante. La mayoría de las personas que consideran los jardines zen también son grandes amantes de la naturaleza y esto brinda una excelente oportunidad para disfrutar de la serenidad en el patio trasero.

Antes de que analicemos de cerca los pasos necesarios para crear un zen jardín, es importante comprender algunas cosas primero. Hacer un jardín zen es un trabajo duro y requerirá un esfuerzo dedicado y una cantidad considerable de tiempo para hacerlo bien. Este no es el tipo de diseño recomendado para quienes prefieren un paisaje de bajo mantenimiento. Siempre que esté totalmente comprometido con seguir adelante con este proyecto, la creación de un lugar tan tranquilo será muy gratificante.

1. Origen de los jardines zen

Comprender el propósito de un jardín zen es un primer paso importante cuando se trata de la creación de este tipo de lugar tranquilo. Un jardín zen fue originalmente el lugar elegido por los monjes japoneses para participar en sus oraciones y sesiones de contemplación. los jardín más antiguo fue construido alrededor de 1499 en Kioto, Japón, por lo que hay una larga historia detrás del concepto.

La función básica de un jardín zen es ofrecer a cualquier visitante la posibilidad de entrar en contacto con los elementos básicos y fortalecer su fuerza interior. Es por esto que algunos temas comunes que encontrarás en un jardín zen deberían estar fuertemente relacionados con elementos como el agua o la arena. La naturaleza también juega un papel importante, por eso encontrarás muchos tipos diferentes de plantas incluidas en el diseño de un jardín zen.

2. Reunir sus suministros

Los jardines zen de patio trasero de tamaño natural requerirán un conjunto completo de suministros y herramientas para comenzar. Vale la pena intentar crear su propio jardín Zen si la experiencia que ofrecen las variedades de escritorio o en miniatura simplemente no es suficiente. Los jardines zen se pueden diseñar de diferentes maneras, pero algunos de los componentes esenciales probablemente requerirán grava blanca, rocas, madera y arenas de juegos.

Una vez que tenga los materiales básicos listos, también es importante obtener algunas herramientas que serán útiles en muchas etapas del proceso de construcción. Debe tener en sus manos un rastrillo, un taladro, una pala y una cinta métrica. Dependiendo del diseño de su jardín Zen, es posible que también necesite otras cosas.

3. Selección y preparación del sitio

Fíjate bien en el área donde planeas hacer tu jardín zen. Necesitas averiguar el tamaño de tu proyecto. Si su jardín ofrece una cantidad generosa de espacio, esto significa que puede seleccionar una parte específica para el jardín. En caso de que no haya mucho espacio disponible, es posible que prefiera ocupar todo el patio.

Independientemente de su elección, intente optar por un área plana en forma rectangular. Cuanto más grande sea el jardín, más carga de trabajo puede esperar, así que elija con cuidado. Un aspecto importante de la selección del sitio es tener en cuenta los requisitos de luz solar de las plantas que desea agregar al jardín Zen.

Dado que el jardín zen se utiliza como espacio de meditación, debe tener en cuenta que esta área requerirá paredes para crear un efecto de aislamiento adecuado. Eso debería ser ideal, pero es difícil para la mayoría de los propietarios pasar por el costoso proceso de construir una pared de mampostería sólida para el jardín Zen. Una cerca de celosía podría ser una buena alternativa.

4. Construye el jardín zen

  1. Una vez que tenga su sitio listo, es hora de limpiarlo de malas hierbas, piedras y otras cosas que salgan del suelo.
  1. Con una pala, excave hasta una profundidad de alrededor de 3 a 4 pulgadas.
  1. Mida el nivel con una herramienta dedicada para preparar el lugar para su jardín Zen. Puede que tenga que hacer algunos ajustes con la ayuda de un sabotaje. Aquí es donde los rastrillos de jardín de acero pueden resultar muy útiles.
  1. El siguiente paso consiste en la creación de una valla de celosía que se puede hacer con adoquines u otras rocas rectangulares. La idea es hacer un cerramiento sólido que pueda soportar la grava blanca.
  1. Haga algunas marcas para los lugares donde planea agregar las piedras y otros elementos como plantas, estatuas, o bancos. Tendrá que cavar algunos agujeros más profundos para las piedras y crear un paisaje natural con una combinación perfecta de simetría y aleatoriedad para lucir estéticamente agradable.
  1. Una vez que haya terminado de colocar las rocas, es hora de acomodar los otros elementos, como plantas y estatuas de Buda. Las plantas necesitan ser regadas y tendrás que dedicar un tiempo a la colocación de todas las cosas para obtener un aspecto satisfactorio.
  1. Agrega tela de paisaje sobre el suelo. También puede simplemente verter la grava blanca de su elección, pero esta tela podría ser muy útil para las áreas propensas a las malas hierbas.
  1. Trae tu grava blanca. Esto generalmente significa verter guijarros pequeños o granito triturado. En este paso, necesitará una azada o una herramienta similar para esparcir el material de manera uniforme. Todos los elementos de su jardín Zen deben tener su parte de grava blanca.
  1. Los paisajes secos Zen tradicionales tienen un aspecto específico de olas arenosas que puedes lograr rastrillando ondas en los guijarros. Este es un buen detalle al que debe prestar atención si desea incluir un símbolo elemental. Será necesario un mantenimiento regular ya que el diseño se verá alterado con el tiempo.
  1. Agregue algunos accesorios de iluminación al jardín, como linternas. Definitivamente mejorarán el aspecto por la noche y harán que las características del jardín se destaquen.

5. Consejos

Para aquellos que prefieren no pasar por el esfuerzo de excavar, hay una alternativa a considerar. Simplemente nivele el suelo y coloque el borde de piedra en la superficie. Un cerramiento de madera también es una buena solución.

Encontrar un proveedor de paisajismo para ayudarlo a obtener una cantidad más precisa de roca al diseñar su proyecto de jardín Zen en particular. También pueden ayudarte a cortar piedras para cantos.

Si bien puede parecer obvio usar arena de playa en lugar de granito triturado si no está disponible, tenga en cuenta que no podrá mantener el efecto de olas rastrilladas.

Algunas excelentes opciones de plantas para su jardín Zen incluyen musgo, helechos, enebros rastreros, azaleas de hoja perenne y linternas chinas.