Cómo cultivar moras: el ritmo del hogar

Esta publicación puede contener referencias y enlaces a productos de nuestros anunciantes. Podemos recibir comisiones de ciertos enlaces en los que hace clic en nuestro sitio web. Como asociado de Amazon, Rhythm of the Home obtiene ingresos de compras que califican.

Considere hacer una donación si le gusta nuestro artículo. ¡Nuestro sitio web depende de las donaciones de visitantes como usted!

Si no tiene mucho espacio en el jardín y aún prefiere las frutas de cosecha propia a las compradas en la tienda, las bayas representan un cultivo conveniente para probar. Las moras son algunas de las bayas más fáciles de cultivar, ya que no requieren un mantenimiento muy intensivo. Estas frutas son deliciosas y pueden considerarse ideales para pasteles, mermeladas y otros postres. Una vez que las moras comienzan a madurar, debes prepararte para una cosecha abundante. El sabor y el sabor de las moras de cosecha propia son definitivamente superiores a las opciones compradas en la tienda. Consulte la siguiente guía que detalla cómo producir sus propias moras en el jardín.

1. Variedades de moras

Antes de ver consejos importantes para una cosecha exitosa de moras, es una buena idea comprender las diferentes variedades de esta baya. Hay tres tipos principales de moras: moras erectas con espinas, erectas sin espinas y moras sin espinas. El tipo de arrastre necesita soporte como un enrejado, mientras que las variedades erectas no tienen tales requisitos, ya que son arbustos. Algunas variedades populares de moras a tener en cuenta para su jardín son ‘Shawnee’, que cuenta con una gran resistencia al frío y ‘Prime-Ark Traveler’, que ofrece frutas grandes y jugosas en cañas nuevas y viejas.

2. Cuándo y dónde plantar moras

Lo ideal es plantar las moras a principios de la primavera en la mayoría de las áreas, aunque también es posible plantarlas a fines del otoño en las regiones más cálidas. Estas bayas son perennes y autofértiles. Cuando se trata de seleccionar el lugar correcto para plantar moras, es importante elegir un área con luz solar directa. Esto puede ayudar mucho a aumentar la producción de frutos rojos. Elija un tipo de suelo que tenga propiedades de drenaje decentes. Evite plantar moras cerca de variedades silvestres, ya que existe el riesgo de contaminación por enfermedades.

3. Cuidando las plantas de moras

A pesar de que las moras crecen mejor a plena luz del sol, también pueden tolerar algo de sombra y pueden soportar condiciones de crecimiento más difíciles. No existe una técnica secreta para obtener una cosecha saludable de moras. Algunos de los ingredientes principales que pueden considerarse esenciales son la luz solar adecuada, el riego regular y la tierra fértil.

Las moras pueden tener problemas con las bajas temperaturas y las áreas secas que pueden obstaculizar el crecimiento de la fruta. El mulching de las plantas de mora representa una buena solución para preservar los niveles adecuados de humedad. La fertilización a principios de la primavera podría ser una bendición para sus moras, especialmente cuando se trata de un suelo deficiente en nutrientes. Las moras que se arrastran requerirán un buen sistema de soporte para obtener los frutos deseados.

4. Poda

Mientras que otras plantas no requieren una poda extensa, es seguro decir que este proceso puede marcar una diferencia sólida en la productividad de sus moras. Puede parecer mucho trabajo, especialmente cuando se trata de muchas plantas de moras que se arrastran, pero la poda es una tarea relativamente básica. Simplemente elimine las cañas viejas que han producido frutos para que las nuevas cañas puedan reemplazarlas fácilmente. Una poda cuidadosa ayudará mucho en términos de calidad de la fruta, por lo que se recomienda encarecidamente.

5. Plagas y enfermedades

Las aves a menudo pueden causar problemas a las moras, ya que comen plántulas, brotes y frutas. Si nota que las palomas u otras aves acuden en masa a sus plantas de moras, se recomienda crear algunas características de protección, como redes. Las plantas que no son demasiado vigorosas pueden ser vulnerables a las chinches apestosas y a los barrenadores de la corona de frambuesa.

En cuanto a las enfermedades, hay algunas comunes que debes tener en cuenta. Las moras pueden ser atacadas por el tizón del tallo y la antracnosis. los Virus de la frambuesa espesa enana es una enfermedad que debe conocer. Puede causar un color amarillento brillante de las hojas. Para prevenir enfermedades, le recomendamos que se ciña a empresas de renombre cuando busque plantas.

6. Cosecha y almacenamiento de moras

Asegúrese de seleccionar solo moras que sean completamente negras para que pueda disfrutar del sabor completo de la fruta madura. La cosecha puede requerir cierto esfuerzo durante unos días, ya que las bayas maduran en diferentes intervalos de tiempo. El mejor momento para recoger moras es por la mañana o por la noche, cuando las temperaturas suelen ser más bajas. Teniendo en cuenta que las moras son alimentos muy perecederos, debes tener mucho cuidado de almacenarlas adecuadamente. Durarán solo unos días cuando estén refrigerados. Recomendamos algunos métodos fiables de conservación como la congelación o el enlatado.