8 pros y contras de vivir en un hogar multigeneracional

Esta publicación puede contener referencias y enlaces a productos de nuestros anunciantes. Podemos recibir comisiones de ciertos enlaces en los que hace clic en nuestro sitio web. Como asociado de Amazon, Rhythm of the Home obtiene ingresos de compras que califican.

Considere hacer una donación si le gusta nuestro artículo. ¡Nuestro sitio web depende de las donaciones de visitantes como usted!

La vida multigeneracional se refiere a compartir un solo hogar con al menos otra generación adulta. El término se ha vuelto bastante popular en los últimos tiempos porque el número de hogares multigeneracionales en los EE. UU. Está aumentando a un ritmo constante. Dicho esto, varias generaciones que viven en la misma casa están lejos de ser un concepto nuevo. No se refiere necesariamente a tener una familia numerosa que viva junta, sino que también puede implicar simplemente vivir con tus padres como una pareja casada.

Principalmente debido a razones financieras, la tendencia de la vida multigeneracional está experimentando un aumento en popularidad. Si está considerando este tipo de hogar, es importante estar preparado para posibles inconvenientes. También existen algunas ventajas sustanciales que lo harán más receptivo a la idea de vivir con otros miembros de la familia. Exploremos los pros y los contras de vivir en un hogar multigeneracional.

Ventajas de los hogares multigeneracionales

1. Ahorrar dinero

Esto parece bastante obvio, pero aún así vale la pena comprender mejor cómo la vida multigeneracional puede volver a encarrilar sus finanzas. Existen múltiples formas en las que convivir con otros miembros de su familia podría resultar más económico. Compartirá muchos costos, como servicios públicos, impuestos a la propiedad y mantenimiento del hogar. Básicamente, cualquier cosa, desde gastos mensuales considerables, como alimentos, hasta pequeños costos como la decoración, se puede reducir significativamente en un hogar multigeneracional.

Si vive en un área donde la vivienda asequible es escasa, es mucho más económico compartir el alquiler con sus padres y dividir todos los demás gastos de vida esenciales. Ahorrar más dinero es un aspecto muy importante si tiene problemas con la deuda estudiantil. Es una solución financiera inteligente si planea hacer un pago inicial para una casa en el futuro. También se recomiendan los hogares multigeneracionales en caso de que se esté recuperando de un problema financiero.

2. Gran cuidado para los niños

Los adultos con niños a menudo pueden tener dificultades para encontrar soluciones de cuidado infantil asequibles y confiables. Este es un aspecto en el que tener a los abuelos cerca puede resultar muy práctico. Pueden disfrutar de pasar más tiempo de calidad con sus nietos mientras los niños son atendidos adecuadamente sin necesidad de niñeras.

Dicho esto, esto solo es posible si asumimos que los adultos mayores todavía tienen la energía para cuidar a la generación más joven. Las familias con padres divorciados generalmente pueden beneficiarse más de un arreglo de vida multigeneracional. Los abuelos pueden intervenir para ayudar a cuidar a los niños cuando los padres solteros se sientan abrumados.

3. Mejor gestión de la casa

Más adultos en la casa mejorarán la eficiencia general cuando se trata de administrar todas las tareas diarias involucradas en el mantenimiento del hogar. Se brinda mucho más apoyo a los padres que tienen niños pequeños que luchan por adaptarse a su nueva vida equilibrando la cocina, la limpieza y otras tareas. De manera similar, los ancianos que necesitan asistencia pueden aprovechar algunas mejoras en la calidad de vida al hacer uso de manos cercanas más dispuestas.

Vivir en un hogar multigeneracional puede considerarse bastante conveniente. Tome las compras de comestibles, por ejemplo. Los padres ancianos no tendrán que lidiar con la molestia de las tareas diarias que se han vuelto más difíciles de hacer con el paso de los años. Cuando alguien necesita ayuda, hay más adultos disponibles para brindar un apoyo conveniente para todos.

4. Compartir cultura

Si valora el conocimiento cultural de la generación anterior y desea compartirlo con la próxima generación, los hogares multigeneracionales son muy beneficiosos. Puede mantener a la familia extendida cerca y permitir que las costumbres, el idioma y otros conocimientos culturales importantes se transmitan a los niños. La generación más joven puede interactuar de manera más eficaz con la mayor y el resultado es un patrimonio cultural preservado. Más generaciones viviendo juntas maximizan este beneficio.

5. Impacto positivo en la salud

Sus padres ancianos pueden beneficiarse de un impacto positivo en su salud, especialmente en lo que respecta al bienestar mental. La soledad puede ser difícil de manejar para cualquier persona, pero los ancianos que viven solos la sienten particularmente fuerte. Un hogar multigeneracional puede restablecer la conexión con la familia y reforzar el sentido de comunidad a través de actividades compartidas.

Vale la pena tener en cuenta que la vida multigeneracional por sí sola no es suficiente para luchar contra la soledad y el deterioro de la salud mental en las personas mayores. Esto se debe a que a menudo se sientan solos en casa durante el día cuando los otros miembros de la familia están en la escuela o en el trabajo. En cualquier caso, vivir con una familia numerosa trae muchos beneficios para los mayores. Se sentirán más confiados y seguros en un hogar multigeneracional.

Contras de los hogares multigeneracionales

1. Privacidad reducida

No hace falta decir que más personas en una casa reducirán la cantidad de espacio personal para cada individuo. La menor privacidad afecta a los adultos jóvenes y mayores de manera similar. Esto se debe a que ambas generaciones pueden adquirir el hábito de vivir solas. Si bien esta es una gran desventaja de un hogar multigeneracional, existen algunos métodos que puede probar para organizar el espacio de manera más efectiva para que todos estén contentos con su propia área privada.

Las reglas del hogar pueden ayudar con la transición a vivir en un hogar multigeneracional. Si desea relajarse después del trabajo, la pérdida de privacidad puede ser un desafío. Será más difícil disfrutar de tus actividades o pasatiempos favoritos que requieran más espacio personal. Establecer reglas básicas como llamar a la puerta de la habitación de cada miembro puede aliviar los efectos perjudiciales.

2. Tareas domésticas adicionales

Aunque más personas en la casa pueden hacer que sea más eficiente hacerse cargo de las tareas diarias y los trabajos generales de mantenimiento del hogar, también es cierto lo contrario. Los líos ocurren con más frecuencia en hogares multigeneracionales. Las casas planificadas en este tipo de arreglo de vivienda tienden a requerir más tareas domésticas, como limpiar y ordenar. Para algunas personas, esto puede convertirse en un problema importante, especialmente si están acostumbradas a mantener sus casas impecables.

Sin embargo, es posible que las cargas de ropa más grandes y los platos adicionales para limpiar no suenen tan mal. Pueden surgir problemas más estresantes cuando los miembros del hogar no tienen los mismos estándares de limpieza. Esto puede contribuir a otro gran problema que puede experimentar en un hogar multigeneracional: las relaciones tensas entre los miembros de la familia. Este es otro inconveniente que exploraremos a continuación.

3. Tensiones familiares

Aunque los lazos entre los miembros de la familia pueden fortalecerse en un hogar multigeneracional, las relaciones también pueden deteriorarse. Es importante considerar las posibles animosidades antes de decidir vivir juntos. Incluso los pequeños desacuerdos pueden acumularse y causar tensiones familiares que crearán una atmósfera desagradable en el hogar.

Debido a la naturaleza de un hogar multigeneracional, la probabilidad de problemas de relación entre los miembros de la familia puede aumentar significativamente. Algunos de los aspectos que debe tener en cuenta para aliviar las tensiones incluyen las responsabilidades del hogar y los conflictos financieros. Haga un buen plan antes de mudarse a un hogar multigeneracional para descubrir cualquier problema potencial que surja en el camino. Discuta con los otros miembros adultos de la familia para acordar las reglas y procedimientos correctos para mantener la armonía del hogar.